21 sept. 2010

Nacho Vegas, o la cumbre del Rock Independiente españoI



"Es hora de recapitular las hostias que me ha dado el mundo
Hoy querrán oír mi último adiós
Bien. Poco a poco van llegando y yo los recibo en batín"

Así comienza la que quizás sea la canción más popular entre todas las que ha compuesto Nacho Vegas, como si se tratase de una breve sinopsis de su carrera musical. Nacho, nacido en Gijón allá por el 74, deja su impronta en cada una de sus canciones en forma de un pesimismo vital, en ocasiones asfixiante, que predomina tanto en la atmósfera como en la letra de casi la totalidad del rock que compone. Aunque él mismo ha reconocido que no es bueno regocijarse en el pesimismo, en ocasiones se hace una tarea imposible encontrar cualquier resquicio de optimismo en sus letras, influenciadas por artistas de la talla de Nick Drake, Leonard Cohen o Bob Dylan, entre otros.



Cuando hablamos de Nacho Vegas hablamos de canciones difíciles, poco pegadizas, con unos arreglos musicales que, sin ser espectaculares, resulta difícil pensar que pudieran fundirse mejor con lo que pretende transmitir a través de los versos. Y es que si algo tiene Nacho es que más que cantar, recita.

Sus ventas de discos, aunque crecientes, siguen siendo bastante escasas, y digamos que no pasará a la historia por ser el cantautor más conocido del país. Tampoco le hace falta. Quienes lo han escuchado atentamente saben que no lo necesita. Los temas, algunos verdaderamente largos, recogen pedazos de su vida envueltos de nostalgia y esparcidos en los múltiples discos que ha lanzado hasta el momento.

Escuchándolo pronto adviertes que se trata de un cantautor especial. Fumador empedernido, recoge sus preocupaciones, ansiedades y críticas en sus temas. No hay falsedad ni segundas intenciones, Nacho Vegas necesita componer para vivir. Se atreve con todos los temas y conquista todos los tabúes a golpe de estrofa, sin reparos a la hora de hablar de las drogas, la muerte y el sexo con esa manera tan particular que sólo él tiene de contar las cosas.

Nadie le ha puesto las cosas fáciles, si ha llegado a tener cierto reconocimiento ha sido porque él mismo se lo ha ganado. Nacho Vegas se ha ganado a pulso ser el mejor intérprete que ha dado este país desde hace muchísimo tiempo. Se ha ganado a pulso haber triunfado. Nacho dice que el fracaso es una forma inevitable de aceptar el camino, y su camino es, sin duda, el camino de la persona más especial en el panorama de la música independiente española.

Aquí dejo 5 de mis favoritas, aunque la lista de joyas es extensa:

El Hombre que casi conoció a Michi Panero

Seronda

Crujidos

Dry Martini S.A.

Noches Árticas


Cierra los ojos. Escucha en la oscuridad cómo resuenan las cajas de música. Inténtalas parar.

1 comentarios >>:

For The Sun dijo...

No suena mal del todo, echaré un vistazo a alguna canción más :D Gracias por el aporte!

Publicar un comentario