27 oct. 2010

Klaus & Kinski, o garantízame que no me voy a morir


Los descubrí hace una semana y ya estoy enamorado de ellos. Apenas acaban de estrenar su segundo disco y ya los considero uno de mis grupos favoritos. Sin duda Klaus & Kinski ha llegado a mis oídos para quedarse mucho, mucho tiempo.



Sería imposible ponerme a analizar en profundidad los dos álbumes de estos murcianos (Alejandro y Marina), porque sin duda cualquier cosa que pudiera decir no estaría a la altura de sus trabajos. La amplísima cantidad de referencias en las letras, cantadas por una genuinamente naíf Marina, y los magníficos arreglos instrumentales de Alejandro, que también compone las letras, recorren todos los géneros musicales que, paradójicamente, siendo eclécticos, dan como resultado un conjunto sólido y definido. K & K no se duerme en el camino: en cada canción sabe bien qué va a contar, cómo lo va a contar y con qué estilo, y el resultado es fantástico.

Como anécdota y como en muchos de los grupos que repasamos en este blog, hay un ligero problema de comprensión en cuanto a lo que se canta, ya que la voz de Marina es tan fina y susurrada que muchas veces es devorada por la guitarra. Aunque no es nada que no se resuelva comprando el CD original, editado por Jabalina, discográfica a la que debe buena parte de su fama, pero no por publicidad, sino porque se lo han ganado ellos solitos con la calidad e innovación que aporta su música.

La cantidad de referencias políticas, filosóficas, literarias, sexuales, y también banales son amplísimas, y demuestran que es un grupo que se atreve con absolutamente todo ya desde su debut. Los murcianos afirman sin vacilar en “Mamá, No Quiero Ir Al Colegio”, con una sinceridad abrumadora que “no quiero hacerme viejo y que no haya marcha atrás” y “garantízame que nunca me voy a morir”. También se atreven con el anarquismo en “Carne de Bakunin”, comienzan con un discurso de Hitler en “Deja El Odio Para Después De Comer”, se desfogan “En Tu Cama”, son capaces de crear un himno del pop como lo es “Mengele o el Amor” y componen el tremendo hit de “Brilla como una estrella”.

Si tenéis posibilidad os recomiendo que escuchéis los dos discos íntegros (Tu Hoguera Está Ardiendo; Tierra, trágalos), porque no tienen desperdicio. Es complicado hacer un disco en el que ni una canción sea floja, esohabla muy bien de ellos, claro que sólo han hecho doblete y habrá que ver si se mantiene el nivel a lo largo de los años, pero les auguro un futuro más que prometedor en una escena indie nacional que sigue reproduciéndose por esporas en cantidad y calidad.

Aunque muchos no están en Youtube, aquí os dejo algunos temas:


Ley Y Moral

Nunca Estás A La Altura

Forma, Sentido y Realidad

En La Cama

Mengele Y El Amor

1 comentarios >>:

Juls dijo...

No los conocía, pero están curiosos y peculiares! me gustaaaaaan y el nombre del grupo más aun! jaja

Publicar un comentario