23 nov. 2010

Arcade Fire, o los funerales también pueden ser épicos


En el mundillo de la música hay varios tipos de bandas. Unas que tienen medios pero no tienen talento, otras que no tienen letristas pero manejan muchos tipos de instrumentos y además lo hacen bien, otras que no se manejan demasiado pero tienen un letrista tremendo... Arcade Fire es la historia del matrimonio de Win Butler y Régine Chassagne, que junto con un total de cinco músicos más se rodearon para crear una comunión perfecta. Formaron una amalgama de sonidos prácticamente única, dando la sensación de que podían inventar cualquier melodía jamás escuchada sólo con proponérselo. Han creado tres álbumes enormes, con letras que aclaman a la épica, debutando con el aclamadísimo (y con razón) Funeral, aunque a mí personalmente me costó de digerir, con un buen Neon Bible y con un exitazo como lo está siendo The Suburbs, que ya es comparado (más que por el sonido por el concepto que representa) con el mítico OK Computer de Radiohead. Y han conseguido los medios necesarios para triunfar, alcanzado el primer puesto de las listas de ventas de muchos países, comenzando por su Canadá natal. De hecho, muchos "indies" ya rabian porque se han hecho demasiado conocidos. En fin. Por cierto, este fin de semana han estado en Madrid y Barcelona, con un sold out que logró abarrotar todo un Palacio de los Deportes y meter a 12.000 personas en el Palau Sant Jordi.



Arcade Fire es, básicamente, rock independiente con tintes pop, abarcando temas que tienden a la épica, en parte gracias a los coros ya tan característicos que suenan en la mayoría de los temas. En sus canciones Arcade Fire allanan el terreno en su comienzo para crecer hasta los picos más elevados según se acercan a su particular funeral. Como en Rebellion (Lies), donde podemos encontrar en su último minuto una de las melodías más inolvidables de cuantas canciones recuerdo. O en el crescendo final de No Cars Go, que es adrenalina pura.

Respecto al último álbum, The Suburbs, al que más escuchas he dedicado, sólo puedo adherirme a los halagos que recibieron desde su lanzamiento. Ahora quizá más eclécticos, han conseguido arrastrar a los detractores de Funeral y Neon Bible sin dejar en el camino a los viajeros que predicaron las bondades de Funeral desde 5 años atrás. No es para menos. No todos pueden presumir de tener Empty Room, Ready To Start, Sprawl II, City With No Children, Suburban War o We Used To Wait, por nombrar algunas, en un mismo disco.


Empty Room

Rebellion (Lies)

Sprawl II (Mountains Beyond Mountains)

No Cars Go

City With No Children

Suburban War

Wake Up

We Used To Wait

3 comentarios >>:

Anónimo dijo...

Recien descubri esta banda y ya los adorooo!! <3

Rubén dijo...

Suburs >>>> Funeral >>>>>>>>>> Neon Bible (pese a tener No Cars Go que es obra maestra)

Anónimo dijo...

Every time you close you eyes, Every time you close you eyes, Every time you close you eyes, Every time you close you eyes, Every time you close you eyes,

sisi una letra inspiradísima como se suele decir

Publicar un comentario