19 nov. 2010

La Batidora Indiependiente (IV)



Lo reconozco: voy a hacer trampa. No me siento capaz de ordenar los cinco temazos de esta cuarta batidora, y tampoco me apetece tener que hacerlo. Así que esta vez todos son números uno, el orden se lo ponéis vosotros. Son cinco de mis canciones favoritas, así que tratadlas bien, por favor. Bastante lentas, eso sí, para escuchar en una noche tranquila, con luna llena y tras ver una buena peli de la saga Crepúsculo. Así que, sin más dilación, como diría la gran Robin Sparkles, Everybody come and play!



1. A Different Kind Of Pain - Cold
Curiosamente, el primer tema que escuché de mano de Spotify, para empezar con buen pie. Tiene el punto de oscuridad justo. Nü metal de quilates.


1. Yoshimi Battles The Pink Robots - The Flaming Lips
Ésta fue la canción que propició mi flechazo con The Flaming Lips, grupo al que posiblemente dedicaré una entrada completa un día de estos. La psicodelia de la música y lo disparatado de la letra (¿combatir robots rosas?) forman un tándem inmejorable.



1. Passing Afternoon - Iron & Wine
La primera vez que la escuché estaba demasiado condicionado. Tenía nada más y nada menos que el honor de cerrar uno de los mejores capítulos de House, el gran y lacrimógeno Tribute To Amber, cierre de telón de la 4ª Temmporada. Para no destripar nada, sólo diré que el tema cumple fuera de su contexto. Con nota. Un número uno, pero...


1. Re: Stacks - Bon Iver
...también lo merece Bon Iver, que creó allá por 2007, ayer como quien dice, uno de esos temas que sé que nunca me cansaré de escuchar. Aunque lo haya hecho cientos de veces. No lo he hecho a propósito, pero acabo de caer en que ésta también aparece en Tribute To Amber, buen gusto el de House, sí señor. Tema propicio para la soledad de un día lluvioso, quizás, al igual que la conocidísima, brillante y por supuesto mucho menos folk Stan.


1. ny Batteri - Sigur Rós
Y por último pero no por ello menos primero, ny Batteri, mi canción más escuchada de lo mejor que ha salido de la maravillosa Islandia en mucho tiempo, Sigur Rós. Habrá tiempo de hablar en profundidad de esta banda, una de mis favoritas, pero mientras podemos ir salivando con ny Batteri, una de sus obras maestras, que comienza en la calma para... bueno, para seguir en la calma, pero una calma mucho más desgarradora. Por si alguien se lo pregunta, no, no cantan en islandés, es un idioma totalmente inventado, aunque la letra tiene sentido y significa. Habrá tiempo para profundizar algo más en estas curiosidades, mientras, esta humilde (y barata) batidora os deja hasta la próxima edición, la número 5. Evitando rimas de mal gusto, hasta la próxima!

1 comentarios >>:

Anónimo dijo...

que vergüenza que no esté entre esas 5 una de Muse... ¬¬

Publicar un comentario